Antes de dormir, estaba pensando en escribir respecto a algo que me mencionó un amigo hace poco y era el hecho de que yo hasta dónde quería llegar en la comedia. Claramente me habría encantado empezar mucho antes o ser más consciente que podía explotar esa chispita (empecé a los 28) pero también por la experiencia que he vivido y no sólo en la comedia, me he dado cuenta que las cosas llegan en su justo momento, las cosas aceleradas pierden interés y las que se esperan se olvidan en el camino. Considero que voy a mi ritmo y a una velocidad prudente, me encanta el hecho de que haya muy buen nivel por parte de los colegas porque de esa forma me exijo más, nada más motivante que ver que a alguien le vaya bien con un estilo propio e ideas creativas y originales porque eso de alguna forma me hace identificar aún más con el personaje que yo desarrollo para hacer stand up.

Yo tengo muy claro desde siempre que vine a hacer historia, no lo lean como pretencioso, hacer historia marcando a la gente que me rodea o ha tenido algún contacto conmigo de una forma positiva, a mi me encanta hablar, romper el hielo, mamar gallo y no por demostrar que sea charro sino por ver que la risa forma lazos muy bacanos con la gente, a muchas personas no las vuelvo a ver pero es brutal saber que por algo lo recordarán a uno. A mi me hace increíblemente feliz el hecho de que me escriban para decirme que soy bueno en lo que hago, muchas veces yo escribo cosas y estados sin ninguna pretensión pero varias veces me he dado cuenta que lo que para mi pueda ser recocha para alguien signifique ponerle una sonrisa temporal a un día de mierda. Para mi también es terapía escribir todo el día, muchas MUCHAS veces he estado muy mal anímicamente y escribir estados es mi desahogo y forma de huír de muchas vainas.

Me fascina el cariño que ustedes me demuestran, llenando el teatro cuando hago temporadas, asistiendo a Monólogos Sin propina, mandando mensajes, saludándome en la calle, finalmente uno no asciende escalones como artista si no tiene un público que va formando, en la medida que yo subo es porque ustedes han estado ahí, tanto los que llevan mucho como la "clientela" nueva.

A qué aspiro en la comedia? A ser recordado, no como el mejor (eso en las artes es muy subjetivo) sino como un man que trató de ser diferente con un estilo natural.

Acuérdense que vinimos a hacer algo importante en la vida, la Postday le niega la posibilidad a muchos otros de hacerlo, así que no hagamos bulto, hagamos cambios y hagamos de nuestras vidas algo digno de ser contado.

Vinimos a trascender.

Cerrar Menu